Menú

Reclamaciones relativas a la liquidacion de los siniestros de responsabilidad civil en Italia. Circular del ‘IVASS’ sobre el rechazo de indemnización.

15 feb 2016

Les adjuntamos traducción íntegra de la circular que el IVASS (Instituto Italiano para la Vigilancia de las Aseguradoras) ha dirigido a las compañías de seguros italianas y a las LPS con sede en Italia así como a los representantes en Italia de compañías aseguradoras de cualquier otro estado miembro de la EEE, que consideramos de sumo interés.

“En el marco de los casos de tramitación de las reclamaciones a las compañías de seguros, nuestro Instituto está detectando un número creciente de asuntos en los que los perjudicados de siniestros RC que han presentado reclamación de daños a las aseguradoras se quejan de haber recibido cartas rechazando sus reclamaciones sin argumentarlo adecuadamente bien basando su rechazo en el hecho de que, tras examinar el expediente, no se ha aportado documentación suficiente para acreditar su reclamación.

Se hace referencia, por ejemplo, a los escritos de rechazo en los que la compañía de seguros:

1. Señala de manera habitual “la no existencia de nexo causal entre los daños producidos y el siniestro declarado” o bien “ la incompatibilidad de los daños con las circunstancias del accidente”, sin facilitar razones técnicas específicas, y sin indicar tampoco los elementos en los que basa su rechazo (peritajes, evaluaciones técnicas, testigos, análisis de la caja negra, informes médicos...); esto ocurre tanto en asuntos de daños materiales como de lesiones.

2. Rechaza sin más la responsabilidad sin indicar los motivos objetivos y/o investigaciones que le ha llevado a esta conclusión.

3. Justifica el rechazo por la imposibilidad de peritar el vehículo debido a la no disponibilidad del vehículo, sin comprobar que se haya pedido al perito que llevara a cabo el examen en el plazo y según las normas establecidas por la Ley y que el intento de peritaje haya resultado infructuoso debido a un comportamiento imputable al perjudicado.

La ausencia de una justificación adecuada y de referencias concretas a los motivos alegados por la compañía de seguros impide al perjudicado entender las razones del rechazo, generando situaciones de descontento y desconfianza hacia la compañía de seguros, que puede favorecer el procedimiento judicial.

Por una parte el artículo 148 de la Ley del Seguro obliga a que las compañías de seguros comuniquen al perjudicado “específicamente los motivos por los que consideran que no tiene derecho a una indemnización”, aunque en la tramitación de estos asuntos, hemos observado que, en varios casos, cuando el perjudicado ha reclamado y ha intervenido el IVASS, el rechazo inicial a indemnizar es superado con la aportación de elementos de prueba que hace que la compañía de seguros modifique su postura y se disponga a indemnizar el daño.

En estos casos, los rechazos iniciales, que se han demostrado sin fundamento, se traducen en un aplazamiento injustificado de los plazos de indemnización.

Por lo contrario, cuando el rechazo se basa en motivos concretos, una explicación clara puede contribuir a que el perjudicado se convenza, evitando un procedimiento judicial inútil.

La transparencia con respecto al perjudicado no es óbice para adoptar, si se aprecian indicios reales de fraude, las medidas anti fraude pertinentes, en interés de las compañías de seguros y de los ciudadanos.

A la luz de lo arriba indicado, y habida cuenta de que, según el articulo 183, apartado 1, letra a), de la Ley del Seguro, las aseguradoras deben ser transparentes en el desempeño de sus funciones, se solicita a todas las compañías que comprueben, a la vista de los resultados de los análisis de las quejas, si subsisten las críticas arriba citadas y, si fuera necesario, que revisen los procedimientos a seguir:

  • La comunicación al perjudicado de los motivos específicos por los que rechaza la indemnización. Para ello es necesario garantizar que en las comunicaciones se indiquen detalladamente las incoherencias entre los hechos declarados y los hechos comprobados por la aseguradora, citando los hechos por los que se procede al rechazo (peritaje, testigo, resultado de la caja negra, informe pericial médico, …)
  • La coherencia entre la comunicación de rechazo y las diferentes motivaciones con la documentación en posesión de la compañía de seguros, estudiando y analizando dicha documentación antes de rechazar la reclamación.

El proceso de revisión de los procesos de indemnización y de los contenidos de las comunicaciones deberá concluir antes del 30 Abril 2017. Las medidas correctivas, previa aprobación de las juntas directivas, deberán detallarse en los informes semestrales de reclamaciones en ejecución del Reglamento número 24, relativos al primer semestre 2017”.

Para más información pueden contactar: Margarita Calzado Tel.(+34) 93 241 9750 -